Opinión

Recuérdame

Por Arturo del Bosque.– En las discusiones que se han llevado a cabo en los foros parlamentarios organizados por la cámara de diputados en torno a la iniciativa de reforma constitucional enviada por el titular del ejecutivo a la misma cámara, uno de los temas más recurrentes de parte de quienes se han manifestado en contra de la aprobación de dicha iniciativa es el de que de aprobarse en sus términos la iniciativa, habrá una gran afectación a la salud de la población mexicana ya que, según opinan los llamados especialistas y expertos, la CFE incrementara la producción de energía eléctrica con combustibles fósiles con el consecuente incremento de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmosfera, esto, a decir de los participantes produciría enfermedades de tipo respiratorio y asociadas en la población mexicana.

Este mismo argumento, entre otros, fue esgrimido por el juez que con una inusual velocidad amparó a los productores privados en contra de una reforma a la ley del servicio eléctrico que pretendía regular y evitar los constantes abusos que estos hacen a la CFE y por ende a la hacienda pública.

Uno de los mecanismos utilizados y permitidos por la legislación actual lo es la del autoabastecimiento, es decir, empresas que generan su propia energía y que fueron auspiciadas desde la reforma a la ley del servicio eléctrico aprobada en el sexenio de Carlos Salinas, este esquema a mas de ser al día de hoy, abiertamente fraudulento ha desplegado una campaña publicitaria según la cual dicho abastecimiento proviene en su mayoría de energías renovables o limpias, a saber, energía eólica y fotovoltaica, esta campaña pretende crear una narrativa según la cual la reforma constitucional propuesta por el ejecutivo atenta en contra de estas energías y le da preponderancia a la generación sucia de parte de CFE, narrativa que no se sostiene por ningún lado y que solo pretende encubrir una realidad, el fraude a la ley y la hipocresía de sus perpetradores.

Hay 239 centrales de energía para el autoabastecimiento y resulta que cuentan con más de 77,000 socios en este esquema, socios que en realidad son clientes y a los cueles se les factura en un ilegal mercado paralelo expresamente prohibido por la legislación actual.

No conformes, con esta defraudación se les permite tener prioridad en el despacho, subsidios por certificados de energía limpia, no pago del respaldo y el llamado porteo estampilla que es otro mecanismo de transferencia de la hacienda pública a estos supuestos auto abastecedores.

En una brillante participación en el foro 18 de la reforma eléctrica, la Dra. Dacscina Peto Vonduben desnudó la falacia y los sofismas en que incurren los especialistas que se manifiestan en contra de la incitativa del presidente al argüir que su principal preocupación es la afectación o supuesta afectación que esta reforma significará para el medio ambiente con los consecuentes riesgos para la salud de los mexicanos, argumento de por si endeble como mostro la Dra. Dacsina al exponer la grave contaminación y el impacto que en las comunidades tiene la instalación de parques eólicos y fotovoltaicos, toneladas de varilla en el subsuelo, derrames y sobre todo alteración del ecosistema con ruidos y obstáculos que se convierten en trampas mortales para las aves que en ese hábitat se desarrollan.

Aunado a esta falacia les desnuda aquella que esgrimen en favor o el interés por preservar la salud de la población, mencionó la compañera solo dos de las compañías que se han acogido al esquema del auto abasto y las supuestas energías limpias, se refirió a BIMBO y a GRUPO FEMSA, empresas que ofertan básicamente productos altamente calóricos y dañinos para la salud de la población y que enmascaran con agresivas campañas publicitarias según la cual sus productos han acompañado en forma bohemia y cariñosa la vida de los mexicanos, no les falta razón, en nuestra sub cultura alimentaria quien, quien no recuerda al gansito y quien ha podido evitar el hábito dañino del consumo de bebidas gaseosas con altísimos contenidos de azúcar, estos son solo dos ejemplos pero en este esquema hay más de 77,000 empresas a las cuales les tiene completamente sin cuidado la salud de los mexicanos ya que en su perversa lógica de mercado se privilegia la obtención de la ganancia por encima de cualquier otra consideración de índole ética o moral.

xcelente participación de la Dra. Dacsina Peto que desnudó la hipocresía de los defensores de este modelo, les hizo ver que, lejos de preocuparse por el ambiente y la salud de los mexicanos, les importa mantener estos esquemas fraudulentos que les han permitido obtener ganancias en tiempos mas allá de los razonables en este tipo de mercados, así que por mas que se muestren ambientalistas y con un rasgo de compasivo humanitarismo, en el fondo son solo fachadas de los grandes fondos de inversión que, en una lógica depredadora mueven sus capitales ahí donde las condiciones les permitan obtener ganancias desmedidas y sin regulación alguna, finalmente son solo buitres que acechan los estados nacionales que, por la actuación traicionera de funcionarios y representantes populares les han abierto una puerta, un portón enorme y hoy por hoy se ostentan como legítimos dueños de los destinos energéticos en nuestro país, buitres al fin así vengan envueltos en una simpática bolsita y entonen el dulce y cursi vocablo, RECUERDAMEEE.

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba