Nacional

Descubren que marinos alteraron evidencia en el caso Ayotzinapa

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó su Tercer Informe sobre el caso Ayotzinapa, en el cual reveló la presencia del ex procurador Jesús Murillo Karam y elementos de la Secretaría de Marina (Semar) en el basurero de Cocula momentos antes de que se levantaran las evidencias de la supuesta quema de los cuerpos de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El informe también expone que el Ejército realizó investigaciones que no compartió y conoció en tiempo real mensajes del crimen organizado sobre el paradero de algunos estudiantes, que no dio a conocer, pese a que pudieron ser vitales para la localización de los jóvenes.

En el documento, dado a conocer este lunes, se incluye un video de más de dos horas, hasta ahora desconocido, tomado el 27 de octubre de 2014 por un dron de la Semar sobre el área del basurero de Cocula.

Tras analizar las imágenes, el GIEI concluyó que:

“Un grupo de alrededor de 12 personas, presumiblemente elementos de la Secretaría de Marina, participan al menos de 6 h39 am(sic) hasta la llegada de la comitiva del procurador Murillo Karam (a las 8:28 horas), en una acción de la que no existe registro alguno, información previa ni constancia de su realización en la averiguación previa e investigación del basurero de Cocula”.

Al revisar los detalles, cuadro por cuadro de las imágenes, los expertos determinaron que “los elementos de la Marina manipulan bultos que sacan de dos camionetas, se visualizan tres bultos en la parte alta del basurero”.

Puede verse a algunos marinos bajar al fondo de la hondada del basurero y encender una hoguera en el inicio de la pendiente. También se ve cómo los bultos bajados de las camionetas navales “han desaparecido”.

La explicación brindada a los miembros del GIEI sobre la hoguera, refiere que se hizo “para que un dron, tripulado a distancia y que se dirige mediante coordenadas, ubique el punto de interés, ello no obstante que ya había localizado el basurero por medio de las coordenadas”.

En el reporte, el GIEI agrega que ese mismo día, a las 16:00 horas, Murillo Karam y Tomás Zenón de Lucio, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), protagonizaron una conferencia de prensa para anunciar la detención de cuatro integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos.

“En ese momento, los detenidos ni siquiera habían sido puestos a disposición de la PGR, ni habían declarado, por lo que estaban informando sobre hechos que, al menos en el expediente, aún no había ocurrido”, detalla el documento.

Destaca que en los primeros días de febrero, elementos de la Policía Estatal y del 27 Batallón de Infantería ya vigilaban ese lugar y preguntaban a lugareños de Cocula por algunos personas que, luego, fueron acusados por la PGR.

Todo se trató de una construcción

En esta tercera parte del informe, el GIEI, compuesto por Ángela Buitrago, Carlos Beristain, Claudia Paz y Paz y Francisco Cox, muestra cómo la “verdad histórica” fue construida por funcionarios de distintas dependencias.

Algunas de las que fueron señaladas son:

  • Policía Estatal
  • Ejército
  • Secretaría de Marina
  • Policía Federal
  • Procuraduría General de la República
  • AIC
  • Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido)

La narrativa indica que:

“Fue una forma de ocultar el destino de los estudiantes ya que sostuvo por todas las autoridades federales una versión distorsionada, que daba por cerrado el caso y que impedía que los estudiantes fueran realmente buscados y, en lo posible, encontrados”.

Gracias a la colaboración de la Unidad Especializada en la Investigación y Litigio del Caso Ayotzinapa (UEILCA), entre los nuevos datos revelados en el documento se da cuenta que la llamada anónima con la que se justificaron las detenciones de personas involucradas en la “verdad histórica” no existió.

También se reveló que “se bajó de forma intencional y bajo la dirección de una persona de nivel de dirección de la unidad antisecuestros de la PGR, para dar cobertura a las detenciones que se habían realizado el 27 de octubre (…) se falseó no sólo el contenido sino la fecha, señalando que habría ocurrido el 25 de octubre, de forma que diera credibilidad a actuaciones que ya estaban en curso”.

De igual forma, se identificaron más de 60 videos relacionados con 50 detenidos, “que demuestran el trato degradante y violatorio de derechos humanos” y la tortura que recibieron de “titulares de Unidad, agentes del Ministerio Público de la Federación, policías federales, ministeriales de la PRG” y elementos de la Policía Federal y el Cisen.

Así fue el operativo

El informe sostiene que en el caso Ayotzinapa la tortura fue sistemática, y se describe el modus operandi a partir de los videos:

27 de octubre de 2014, basurero de Cocula

6:39 hrs: se observa a elementos de la Marina en la escena del crimen principal. Los marinos pueden verse acercándose a los vehículos estacionados en la zona.

6:52 hrs: llega a la zona una camioneta blanca. Las personas presentes tienen una charla en el vehículo y regresan.

6:59 hrs: El acceso al basurero es cerado con uno de los vehículos

7:00 hrs: Las personajes bajan hacia el Río San Juan, que cruza el basurero, y se les ve andando durante varios minutos en la zona donde, luego, se anunciaría el hallazgo de restos óseos supuestamente pertenecientes a los estudiantes.

7:27 hrs: Comienza a observarse humo blanco que se desprende de una fogata que encendieron los marinos. En el video se observan tres bultos blancos.

7:37 hrs: El fuego se extingue y los marinos salen del basurero.

Mas tarde, cerca de las 8:31 de la mañana, llega al lugar un convoy de seis camionetas de la PGR y la Semar, en las que se encuentran el entonces Procurador, Jesús Murillo Karam, y el jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón.

Luego de que los marinos estuvieran ahí, al mediodía arribaron los miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense, quienes encontraron restos humanos que no eran del los normalistas. Por su parte, los miembros de la Marina y la PGR estuvieron por varios minutos removiendo objetos y, aparentemente, vertiendo otros.

A lo largo del video es posible apreciar que, en algún momento, más de 40 personas estuvieron en el fondo del basurero.

Fuente Polemon

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba