Opinión

Discursos a prueba

El llamado a los cabildos a votar en contra del retorno de las “ayudas sociales” o “herramientas legislativas” de los diputados locales Humberto de la Torre y Ernesto González mediante sendos vídeos que circulan en redes, genera la oportunidad de derrotar la codicia que en los políticos zacatecanos generó la implantación de controles políticos ilegítimos que le cuestan mucho al pueblo.
Antes de que en Zacatecas gobernara un partido distinto al PRI, el gobernador en turno no tenía que gastar cifras exorbitantes para que los diputados sacaran adelante sus iniciativas, por eso, existe un enorme contraste entre los ingresos percibidos por los diputados anteriores a la “alternancia” y los que se integraron legislaturas de 1998 a la fecha, dónde la “negociación” degenera en vil “maiceo”, a veces general, a veces individual, siendo el entonces diputado Aquiles González el primero en denunciarlo.

La primera “estafa legislativa” documentada por un medio de comunicación tuvo lugar durante el sexenio de Miguel Alonso, se le echó tierra al asunto y la impunidad favoreció la continuación del desvío de recursos públicos mediante falsificación de facturas y utilización delictuosa de credenciales de elector, pues nadie se ha preocupado por la protección de datos personales en poder de dependencias que piden copia de credencial de elector y que luego se usan para que inescrupulosos diputados pongan en lista de beneficiarios a ciudadanos que nunca se enteran que se usa su nombre para semejante bandidaje.

Sorpresivamente, mediante una maniobra de engaño, se introdujo mediante una reserva en lo particular la modificación del artículo 65 de la constitución local, contando con el voto a favor de los diputados que firmaron un compromiso en contra de las herramientas legislativas en consonancia con David Monreal.
¿Qué llevó a esos diputados a traicionar la orientación del Presidente López Obrador? ¿A qué se atienen los diputados de Morena, con excepción de los dos mencionados, al contradecir los postulados del partido del que tomaron sus siglas? ¿El gobernador pactó semejante retroceso a cambio de apoyo? ¿Esa modalidad de corrupción no es “herencia maldita”?

Hechizo monetario

Entiendo que el gobernador usa la expresión de “herencia maldita” para referirse a problemas reales que se gestaron en el pasado, sostengo que su exposición favorece la conciencia ciudadana para evitar la manipulación por falta de información, en los archivos y círculos burocráticos se encapsula mucha información que no debiera ser conocida por todos, por eso nadie debe sentirse agraviado por la indispensable mirada al pasado que exige todo esfuerzo por entender el presente para poder cambiarlo, ni duda cabe que faltan muchas “herencias malditas” por dar a conocer (en seguridad hay mucho que decir), pero hay “herencias malditas” conocidas que reclaman acción política contundente de su parte.

Hay una “herencia maldita” mundial de la que David Monreal no podrá sustraerse dejada por la pandemia que no acaba, la inflación cuya duración todavía impronosticable, insuficiencia de producción industrial y alimentaria, debilidad recaudatoria originada en la interferencia sanitaria en las actividades económicas, replanteamiento de prioridades de gasto público y muchas otras secuelas más. Todo es no es atribuible a gobiernos pasados pero su impacto en la vida presente tiene mucho que ver con el estado de cosas heredadas en cada país, en cada estado, en cada municipio, todo eso impone la necesidad de hacer más y mejores las labores con menos recursos de los que se empleaban antes, eso plantea una gran interrogante ¿Lo quiere y no puede o lo puede o no quiere?

La falta de presupuesto para despedir personal, la morosidad de pagos a proveedores, la retención salarial a profesores, la retención de pensiones y todo lo que se pretende justificar con “falta de presupuesto”, se deslegitima con el retorno de las “dádivas sociales” para que los diputados consigan seguidores.

La austeridad no es un invento de López Obrador, en México lo puso en práctica José Yves Limantour, la estrella hacendaria de Porfirio Díaz. En el mundo lo ponen en práctica y desde hace mucho tiempo muchos países.
La austeridad siempre se confronta con el modelo de derroche gestado por corrupción, en México, Santana es el precursor de esa línea que contrastó con Juárez y LázaroCárdenas, Adolfo Ruiz Cortines.

Todavía hay tiempo

Austeridad es sentido común sin complejos de realeza.
Para que funcione, requiere controles, contención de impunidad y predicar con el ejemplo.
Como sin el voto de Morena hubiese sido imposible el retorno del maiceo, la opinión pública le achaca el retroceso, si así fue, será continuador de la herencia maldita que mantiene a Zacatecas con un congreso improductivo y caro.
Conozco diputadas que coinciden con el rechazo a la voracidad pero que se dicen intimidadas, por la evidente confusión de señales del oficialismo.

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba