Internacional

AMLO le propone un atrevido plan a Biden para fortalecer a México y EU

Cargado de un puñado de hojas al interior de su saco y un atrevido plan de 5 puntos, así llegó el Presidente Andrés Manuel López Obrador a la Casa Blanca en Washington, para reunirse con el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Frente al presidente norteamericano, López Obrador planteó un plan a Joe Biden para fortalecer a México y Estados Unidos, el cual ha dejado entrever desde hace meses en sus conferencias matutinas.

En sus primer punto, el Presidente AMLO le ofrece a Biden duplicar el inventario de combustible en las ciudades fronterizas de México para dotar de gasolina barata a vehículos de Estados Unidos.

“Desde que comenzó la crisis energética, México ha destinado el 72 por ciento de su producción de crudo y combustóleo a la refinación de Estados Unidos, 800 mil barriles diarios. Decidimos permitir en tanto baja el precio de las gasolinas en Estados Unidos, que ojalá y apruebe el Congreso su propuesta de bajar (…) cuando baje la gasolina en Estados Unidos se ha permitido que estadounidenses que viven cerca de nuestra frontera puedan cargar sus automóviles del lado mexicano a menor precio”, dijo AMLO a Biden.

“Actualmente ya se está abasteciendo a automovilistas de Estados Unidos en ciudades fronterizas de México, pero podríamos aumentar nuestros inventarios de manera inmediata, nos comprometemos a garantizar el doble de este combustible, lo cual sería de mucho apoyo. Actualmente el galón cuesta 14.80 de este lado de nuestros territorios, en nuestro territorio 3 dólares 12 centavos. Quiero aclarar algo y aprovechar para agradecerle, la mayor parte de esta gasolina la estamos produciendo en la refinería de Pemex que usted nos permitió comprar en Deer Park”, resaltó.

En el segundo punto, AMLO le ofreció a Biden usar una red de gasoductos en la frontera entre México y Estados Unidos para llevar gas de Texas a otros estados del país norteamericano.

“Ponemos a disposición de su Gobierno más de mil kilómetros de gasoductos, a lo largo de la frontera sur, con México, para transportar gas de Texas a Nuevo México, Arizona y California. Por un volumen capaz de generar hasta 750 megawatts de energía eléctrica y abastecer a 3 millones de personas aproximadamente”.

Como tercer punto, el mandatario mexicano planteó que en el marco del T-MEC, suspender la aplicación de aranceles a algunos productos junto con los tediosos trámites, para bajar los precios a los habitantes de ambos países.

“Aún cuando el tratado ha avanzado en eliminar aranceles, existen algunos otros que podrían suspenderse de inmediato. Y hacer lo mismo con medidas reglamentarias y trámites tediosos en comercio de alimento y otros bienes que aminoren los precios a los consumidores en nuestros países, cuidando solo la salud y el medio ambiente”.

En el cuarto punto, el Presidente AMLO le pidió a Biden iniciar un plan de inversión privada y pública para hacerle frente a China y producir los bienes que se consumen en Norteamérica en la propia región, con lo cual se evitaría en la medida de lo posible, la importación de artículos de otros continentes.

“Iniciar un plan de inversión privada y pública entre los dos países para producir bienes que beneficien a nuestros mercados y se eviten importaciones de otras regiones y continentes. En el país se seguirán produciendo energéticos. Se establecerán con la Iniciativa Privada de Estados Unidos plantas de licuefacción, fertilizantes y la instalación de parques solares en Sonora y en otros estados fronterizos con el respaldo de termoeléctricas y el tendido de líneas de transmisión”.

“Para producir energía en el mercado interno y exportar a Texas, Nuevo México, Arizona y California, es importante mencionar que hace dos meses tomamos la decisión soberana de nacionalizar el litio, un mineral, un insumo que resulta fundamental para avanzar en el propósito de no depender de los combustibles fósiles y que estará disponible para la modernización de la industria automotriz de nuestros países”.

Como último punto pero quizá el más importante de todos, el presidente AMLO le propuso un programa para resolver los problemas migratorios, otorgando más visas temporales de trabajo con el fin de aumentar la fuerza de trabajo en obras de infraestructura.

“Ordenar el flujo migratorio y permitir la llegada a Estados Unidos de obreros, técnicos y profesionales de las distintas disciplinas, mexicanos y centroamericanos, con visas temporales de trabajo para que no se paralice la economía por falta de fuerza de trabajo. El propósito es contar con la fuerza de trabajo que demandará el plan propuesto por usted de destinar más de un millón de dólares para la construcción de obras de infraestructura”, dijo López Obrador a Biden.

Y también el mandatario mexicano le pidió a Biden regularizar y dar centidumbre a los migrantes que desde hace varios años trabajan honradamente en los Estados Unidos.

“Asimismo, es indispensable, lo digo de manera sincera y respetuosa, regularizar ya y dar certidumbre a migrantes que desde hace varios años trabajan honradamente y contribuyen al desarrollo de esta gran nación”.

Para rematar su plan, AMLO hizo reír a Biden al decirle que los conservadores pegarán un grito en el cielo con su plan, pero se necesita un programa “atrevido” de desarrollo para transformar las condiciones de ambos países.

“Sé que sus adversarios, los conservadores, van a pegar el grito en el cielo (ríe Biden), pero sin un programa atrevido de desarrollo y bienestar no será posible resolver los problemas ni conseguir el apoyo del pueblo. Frente a la crisis la salida no está en el conservadurismo, sino en la transformación, actuar con arrojo, transformar, no mantener el statu quo”.

En respuesta, Biden le dijo a AMLO que podrán superar los desafíos trabajando juntos y le pidió paciencia. 

“Yo creo que trabajando con usted vamos a poder superar los desafíos de ambos gobiernos. No quiero sugerir que no hay problemas, porque sí los hay, lo que hay que tener es paciencia. En realidad estoy muy ansioso de ver cómo podemos abordar esos 5 puntos”, señaló Biden.

Y remató sus palabras explicándole a AMLO que en Estados Unidos hay “liberales, conservadores y extremadamente conservadores”.

“Espero que mis acciones durante toda mi carrera hayan demostrado el respeto que le tengo a México” le dijo al final Biden al Presidente AMLO.

Durante la reunión en la Oficina Oval, ambos mandatarios estuvieron acompañados por sus esposas, Beatriz Gutiérrez Müller y Jill Biden.

Poco antes, el mandatario mexicano se reunió con la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris. 

Tras su visita a la Casa Blanca, AMLO cerrará su gira en Estados Unidos, rindiéndole un homenaje a Franklin Delano Roosevelt y Martin Luther King.

Polemón

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba