Opinión

4-2 Doctor siquiatra

Por Arturo del Bosque.

El pasado domingo 5 de junio, se efectuaron elecciones para gobernador y gobernadora en seis estados de la república, el resultado fue el esperado, la victoria de morena y aliados en 4 de 6 estados no causo ninguna sorpresa, mas allá del enorme gusto que significa el avance de esta cuarta transformación, ahora materializada en cuatro estados más en los que una compañera y tres compañeros habrán de representar en sus respectivos estados, al movimiento que, gracias al liderazgo indiscutido del presidente López Obrador gobierna hoy por hoy 22 estados de la republica, en población, mas el 65 por ciento  de la misma, en influencia política, se ganan estados claves para la consolidación del movimiento.

 Tamaulipas, estado que por años ha sido gobernado por políticos de muy baja estofa, la mayoría de los cuales, una vez terminada su gestión, terminan presos o prófugos, el que abandonara la gubernatura en los próximos meses, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, le espera la misma suerte, la prisión y el repudio, que ya le fue manifestado en la urnas, pero ahora será patente cuando la justicia le haga comparecer y pagar por los innumerables delitos, que, al amparo del poder público cometió  en ese estado.

Morena y aliados lograron terminar con 93 años de priismo en el estado de Hidalgo, victoria emblemática por este solo hecho, si además se le gana a una candidata que ostentaba el cargo de secretaria general el PRI, esposa del ex gobernador Rubén Moreira, el triunfo adquiere una relevancia mayor, se demuestra que ya no hay pueblo que se deje engañar, las mañas y trampas electorales que, desde Coahuila se pretendían exportar al estado de Hidalgo, se toparon con una voluntad firme, de un pueblo que ha decido ejercer a plenitud su voluntad popular y decirle no a los soberbios y vanidosos que se creían dueños de voluntades, tal como lo han sido, hasta hoy, en Coahuila y el estado de México, últimos bastiones del priismo y que serán eso, los últimos precisamente.

Mapa electoral rumbo a las elecciones de 2024.

Quintana Roo, estado que será clave en el desarrollo del sureste, puerta de México a la entrada de turistas y que por años fue mal gobernada por el PRI que en los ex gobernadores, Mario Villanueva Madrid y Roberto Borgue Angulo, tuvieron fieles representantes de lo que ese partido corrupto y corruptor ha significado no solo para el estado de Quintana Roo sino para todo el país, el primero preso por nexos con el narcotráfico, el segundo por ejercicio indebido de la función publica para beneficio propio, hoy en Quintan Roo la esperanza lleva nombre de mujer y con la dinámica de crecimiento proyectada para ese estado, habrá de consolidar la transformación en beneficio de la población y no de vivales como los antes mencionados, cabe resaltar que el ex gobernador Roberto Borgue Angulo es sobrino de Kamel Nacif  Borgue, así que como diría el clásico, QUE BONITA FAMILIA.

Oaxaca, Oaxaca de Juárez, estado que acompaño tumultuoso y esperanzado, las dos primeras candidaturas presidenciales del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, hoy por hoy el estado más visitado por el presidente, no es gratuito, desde la campaña se propuso una presidencia itinerante y una vocación responsable por los más necesitados, sin duda Oaxaca lo es, además de la natural empatía del presidente por el estado que vio nacer a su prócer, al más grande presidente de todos los tempos, el benemérito, Benito Pablo Juárez García, patricio que habiendo salido de carne y hueso de su natal Guelatao, en fino mármol es recordado a lo largo y ancho de la geografía nacional.  

Hoy Oaxaca por fin ha convertido en mayorías políticas, las mayorías sociales que desde hace años se manifestaban por la necesidad de un cambio, de un  cambio verdadero y no la falaz gubernatura del decepcionante Gabino Cue, hoy en  Oaxaca se construye la esperanza en caminos artesanales, en trenes, en desarrollo comunitario y vale la pena resaltar, en un gobernador priista que entendió la coyuntura política y lejos de ser un obstáculo, se convirtió en un aliado, no del presidente, un aliado de su estado, la relación de respeto y fraternidad que le dispensa el presidente se ha reflejado en obras, proyectos y futuro para tan bello estado.

No se pudo ganar en Durango y Aguascalientes, merecen un análisis especial, en Aguascalientes ha predominado una idea falaz del progreso, las maquiladoras con sueldos miserables pero con lavado de cerebro han logrado un apoyo o base social más o menos importante para mantenerse en el poder mediante el partido acción nacional, el partido de los privilegios y la corrupción, sin embargo como veremos en los números, esto no será así por mucho tiempo.

Por supuestos delitos electorales fueron detenidos una funcionaria pública y militantes del PRI en Aguascalientes. Foto Luis Castillo.

En Durango, una operación priista, compra, coacción, guerra sucia y todas las mañas del viejo régimen, lamentablemente se presentaron problemas de divisionismo al interior de morena, los que en el partido han visto una ventana y oportunidad de negocio, los que consideran que hay cotos y feudos auto asignados por una histórica militancia que muchas veces es mas falsa que ellos mismos, ver y escuchar a un diputado federal de morena pidiendo que no se vote por morena es, valga la expresión, asqueroso, por vergüenza debería renunciar, no al partido, al escaño que consiguió gracias al esfuerzo de millones, pero en fin, esos esquemas se han repetido en otras partes del país, afortunadamente son los menos y con escasa o nula representatividad, ya no digamos autoridad moral, de la cual carecen en lo absoluto, temerarios han violentado sedes y trastocado el orden institucional del partido, hoy se dicen convencionistas y bajo el ala del prístino John  Akerman, pretenden erigirse en rescatadores, vulgares ambiciosos y oportunistas, no son más que eso.

En términos de narrativa, la simpática ocurrencia del bloque opositor, el PRI, PAN y el percudido amarillo del PRD,” hay tiro”, es decir, después de perder 4 de 6 gubernaturas, se engallan y se dicen listos para la contienda del 24, como dijo Lorenzo Mayer, esto no es para un analista político,  esto es tema de siquiatría, así mismo el nado sincronizado de los merolicos ha pretendido hacer menos esta gran victoria del movimiento, como si tergiversando, mintiendo, ligar a morena con el crimen o decir que es el nuevo PRI, tendrían alguna credibilidad, estrategias desesperadas que no tienen ningún efecto en un pueblo, cada día más avispado, informado y con enormes deseos de cambio, los números no mienten.

Aun en los estados en los que no se obtuvo la victoria, el crecimiento de morena y sus aliados fue muy impresionante, esto cobra una especial relevancia si entendemos que, este fenómeno, el salto cuantitativo en las cifras o resultados electorales, se atribuía casi siempre a la presencia o no de Andrés Manuel López Obrador en la boleta, en esta ocasión aunque fue factor determinante, no estuvo en las boletas, sin embargo la inercia hacia el crecimiento es ya, imparable, veamos si no.

En Durango, MORENA pasó de gobernar en 2 municipios a gobernar en 20.

En Durango, en la pasada elección para gobernador, en junio del 2016, morena y su candidato Guillermo Favela apenas obtuvo 8,092 votos, el PT con Alejandro González Yáñez obtuvo 26,336 votos, si los sumamos tenemos que la hoy coalición obtuvo la  cantidad de 34,428 votos, en las pasadas elecciones del 5 de junio, esta misma coalición, con la adición del partido verde obtiene 240, 255 votos, es decir 205,827 votos más que en el 2016, un incremento en porcentaje de casi el 76 por ciento, sin Andrés Manuel en la boleta, por su parte el bloque opositor que en el 2016 contendió por separado, obtuvo para el pan, 286,360 votos, para el PRI, 264,034 votos, entre ambos partidos obtuvieron la cantidad de 550,394 votos, en la pasada elección se presentaron en alianza y entre ambos, mas el PRD obtuvieron 332,311 votos, es decir, 218, 083 votos menos, una pérdida del 40 por ciento de los votos,  si vemos el aumento de votos obtenidos por la candidata de morena y aliados, podemos concluir que los votos que pierde el PRIAN son ganados casi en su totalidad por morena, esta tendencia se mantendrá en los próximos años, no hay nada en la oposición que nos haga suponer lo contario.

En Aguascalientes no fue muy diferente, veamos, en el 2016 la candidata de morena, la maestra Nora Rubalcaba, obtuvo 14, 809 votos, apenas poco mas del  3 por ciento del padrón, con 203,417 votos, el PAN con Martin Orozco obtuvo la victoria, esto represento un 43.80 por ciento del padrón, el PRI por su parte obtuvo 189, 852 votos, el 40.89 por ciento del padrón, el PRD en alianza con MC obtuvo, 23,853 votos, el 5.13 por ciento, los números en el 2022 nos muestran el mismo patrón de morena y aliados en ascenso y los opositores en franco descenso. La maestra Nora Rubalcaba obtuvo en el 2022, 155,531 votos, 140,722 votos más que en el 2016, un incremento cercano al 90 por ciento, mientras el bloque opositor muestra la siguiente caída, de 417,558 votos es decir el 89.83 por ciento del padrón a 255,592 votos obtenidos por la candidata del PRI, PAN y PRD, el 53.8 por ciento del padrón, una pérdida del 36 por ciento del padrón, mismo comportamiento que en el estado de Durango.

Siendo comprensivos con el amable lector, a pesar del deleite que significa ir atestiguando documentalmente, el derrumbe irrefrenable del PRI y el PAN, agruparemos en un solo conjunto de cifras, las acontecidos en los estados en los que se obtuvo la victoria, quizá valga la pena analizar por separado cada uno, sin embargo el comportamiento ha sido muy similar, ya se ha dejado constancia de las peculiaridades de cada estado en los que se obtuvo la victoria, ahora pasemos a los números, números que por sí mismos prefiguran una ruta en ascenso permanente del movimiento de transformación y el descenso inevitable de los aspirantes al siquiátrico.

Gobernadores de Morena celebraron el triunfo de este partido, que en la alianza «Juntos Hacemos Historia en Tamaulipas», logró la gubernatura de este estado.

En las elecciones del 2016, en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, los partidos que hoy conforman el bloque opositor que a titulo de padre grande, para no utilizar el término que a estos sujetos se les da en el penoso mundo de la prostitución, regentea Claudio X González, obtuvieron 3,702.087 votos, contra 781,179 de los partidos que hoy conforman la coalición JUNTOS HAREMOS HISTORIA, una diferencia de 2,920,908 votos, en la elección del 2022 los números presentan un comportamiento muy diferente, la coalición JUNTOS HAREMOS HISTORIA obtiene  2,361,409 votos, 1,580,230 votos más que los alcanzados en la pasada elección, por su parte el bloque conservador paso de 3,702,087 votos a 1,401, 524 votos, es decir 2,300,563 votos menos que los que obtuvieron en el 2016,

Así, mientras morena y aliados incrementa en un 67 por ciento la votación obtenida, el bloque conservador pierde el 62 por ciento, la relación es muy simétrica, el electorado ha abandonado a los partidos que se creyeron eternos, que soberbios y prepotentes hicieron de la corrupción y el autoritarismo un modo de gobernar y ha decidido apoyar un proyecto profundamente humanitario, fraterno y solidario con los mas desfavorecidos, los marginados de siempre, hoy por hoy morena es un partido cercano a la gente, hoy por hoy el pueblo tiene en la titularidad del ejecutivo, un compañero, un compañero presidente y el domingo 5 de junio se lo hicieron saber a los que se creían dueños, a los nunca vuelvas.

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba