Política

MORENA crece y arrasa en elecciones. Gobernará 4 estados más

En junio del año pasado, después del proceso electoral, el presidente de Morena, Mario Delgado lanzó una advertencia: “Nos va a tocar desaparecer al PRI del mapa político de México”.

En esa elección Morena arrasó en  ocho estados de la república que habían sido bastiones históricos del tricolor durante décadas, y como si hubiese sido una profecía, este domingo volvió a suceder lo mismo: Morena se llevó cuatro  de las seis gubernaturas que estaban en disputa. 

Hace media hora, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Nacional Electoral (INE) presentó un avance de los resultados.  En Aguascalientes, la candidata Tere Jiménez, panista abanderada por la alianza Va por Aguascalientes (del PAN, PRI y PRD) lleva un porcentaje de preferencia de 52.2971%, frente a 34.50%, de la candidata morenista, Nora Ruvalcaba.

En Durango, con el 12.60% de las actas capturadas y con corte a las 21:15 horas, el candidato priista Esteban Villegas, de la alianza PAN, PRI y PRD, acumula el 55.10% de las preferencias electorales, mientras que la abanderada de Morena, Marina Vitela, tiene una preferencia del 37.50% de votos.

Pero en donde sí hay clara tendencia a favor de Morena es en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y  Tamaulipas. 

En Hidalgo, la atención se centra en el candidato de Morena, Julio Menchaca. En Tamaulipas, gobernado actualmente por el PAN, el abanderado de Morena, el senador con licencia Américo Villarreal, tiene 51.90% de las preferencias, seguido de César ‘Truko’ Verástegui,  de la coalición Va por Tamaulipas, conformada por el PRI, PAN y PRD, con el 42.61%

En Oaxaca, con el 23.37% de las actas computadas, el candidato de Morena, Salomón Jara, lleva la delantera con 60.17%, mientras que Alejandro Avilés Álvarez, de la alianza (PRI y PRD), cuenta con 65,708 votos, lo que representa 24.115%.

Y en Quintana Roo, con el 5.2% de las actas computadas, el PREP confirma la ventaja de Mara Lezama, candidata de Morena al gobierno de Quintana Roo, quien estaría obteniendo el 55% de los votos.

De esta manera, el partido que fundó el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) apenas hace doce años para sacar al PRI y al PAN de Los Pinos, vuelve a demostrar su contundencia en procesos electorales.

De confirmarse los triunfos, Morena pasará a engrosar la lista de estados que gobierna, de 17 a 22 gubernaturas; es decir, casi el 70 por ciento del total de las entidades federativas.

Ante los resultados adversos de salida, los dirigentes del PRI y PAN, Alejandro Moreno Cárdenas (Alito) y Marko Cortés respectivamente, han mostrado su descontento, acusando a Morena de erigir una elección de Estado.

“El llamado es a que saquen las manos, han hecho una elección de Estado en todas las elecciones del país, lo hemos denunciado, lo están haciendo en todo el país, porque están desesperados, porque ven que el país se le cae a pedazos”, dijo Moreno Cárdenas en Pachuca, Hidalgo.

El dirigente priísta  ha estado inmerso en escándalos en los últimos días, luego de que la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, difundiera  grabaciones en las que se escucha a Alito  en presuntos actos de corrupción que explicarían un enriquecimiento ilícito.

No obstante el severo golpe que ha recibido, el priísta advirtió que acudiría a los tribunales para impugnar los resultados porque Morena intervino con la compra de votos, amenazas y otras irregularidades.

“No quiero ser pitoniso, pero yo creo que van a mandar las seis a tribunales porque creo que abiertamente ha habido una intromisión del Estado mexicano, es una elección de Estado, y luego dicen que somos nosotros los del partido de oposición”, recalcó.

Por su parte, el dirigente panista dijo en un tono triunfalista que Morena quedó  muy lejos de su anunciado seis de seis, y según él, esta elección marca el comienzo para recuperar la Presidencia de México en el 2024.

“Es una gran derrota para Morena y para López Obrador. Queda claro que de manera sostenida estamos recuperando muchos de los votos que perdimos en el 2018, vamos en el camino correcto para dejar atrás el populismo, destrucción, la demagogia y la visión del siglo pasado”.

Lo que sí queda claro, es que el resultado de los comicios deja a un PRI cada vez más debilitado y pone en entredicho la fortaleza de la Coalición Va por México que surgió a iniciativa de los empresarios Gustavo de Hoyos y Claudio X. González, tras la aplastante victoria de AMLO en el 2018.

Hasta antes de estas elecciones, Va Por México aún no ganaba ninguna gubernatura, si bien es cierto que en la elección del año pasado, el PAN triunfó en Querétaro y Chihuahua, lo hizo sin aliarse con el PRI y el PRD.

Antes de este domingo, el PRI sólo conservaba cuatro estados y es probable que después de esta elección su presencia quede reducida a únicamente dos: Durango, donde la elección ha sido reñida, y el Estado de México, cuya gubernatura se renovará el próximo año.

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba