Opinión

Esquizofrenia

Vicente Fox Quesada, también conocido como Homo Stupidus Esquizofrenicus.

Por Arturo del Bosque – A mediados del sexenio de Vicente Fox, la señora Martha Sahagún, esposa del entonces presidente, ambicionaba la silla que ocupaba su marido, es decir, albergaba serias aspiraciones para suceder en la presidencia a Vicente Fox, para tal electo mando realizar una encuesta para medir sus posibilidades reales en una futura e hipotética contienda presidencial, el resultado fue que el político que en ese entonces aparecía como primero en dicha encuesta era el licenciado Andrés Manuel López Obrador, que se desempeñaba como jefe de gobierno del lo que era el Distrito Federal, a partir de ese resultado y con lo obsecuente y dócil que se mostro el presidente Vicente Fox, a este último se le volvió una obsesión la figura del Lic. López Obrador y fue el inicio de una de las más obscuras, calumniosas y fracasadas campañas de odio o guerra sucia de que se tenga memoria en México, alineados con los poderes del estado, los medios de comunicación, la minoría rapaz que controlaba y mandaba en el PRI, el PAN y en las mas altas esferas del gobierno, en un afán o con un objetivo único, descarrilar, destruir y eliminar de la escena política al que, según los resultados de la encuesta y de todas la encuestas, encabezaba las tempranas preferencia electorales en el país.

Los intentos fueron el linchamiento mediático, la descalificación de sus obras, de los programas sociales, hasta la fabricación de expedientes judiciales como lo fue el caso del Paraje de San Juan según el cual al gobierno y la ciudad se le obligaba a indemnizar a un particular, un vivales, con una suma millonaria, caso que se desvaneció por falta de pruebas ,los llamados video escándalos, en los que se exhibe a su secretario de finanzas Gustavo Ponce jugando en un casino de las Vegas, a la entrega de fajos de billetes a René Bejarano entonces asambleísta por el PRD y antiguo secretario particular del jefe de gobierno, Lic. López Obrador, hasta el vergonzoso caso del desafuero.

Publicaciones relacionadas

Ninguna de estas maquinaciones y artimañas del poder pudieron descarrilar el proyecto que si bien lideraba el compañero Andrés Manuel López Obrador, tenía un enorme respaldo popular que fue capaz de recuperase de dos fraudes electorales y de una guerra permanente de desprestigio y descalificaciones a nuestro actual presidente.
El día de hoy, este vigoroso movimiento que resistió los embates del poder, ha logrado desplazar del centro político y de la toma de decisiones, a las minorías rapaces que por años fueron rabiosos adversarios del hoy presidente y del movimiento que le acompaña en este proceso de transformación.

Al igual que sucedió en el sexenio de Fox y la ambición pueril de su esposa por sucederle en la presidencia, hoy tenemos reacciones similares en cuanto al encono y la estridencia, por motivos similares, aunque hay que agregar algunas circunstancias que no estaban presentes en aquel entonces, la publicación en casi todos los medios informativos y las casas encuestadoras que reportan un apoyo de más de dos terceras partes de la sociedad al presidente de la republica.

Aprobación que adquiere una enorme relevancia si consideramos que se da en medio de una gran crisis de salud, aparejada con una caída en la actividad económica producto de la misma y de una rabiosa y permanente campaña de difamación y descalificaciones de parte del hampa del periodismo, de una multimedia falaz y cínica, que a diario descalifica las acciones del presidente, de organismos autónomos abiertamente facciosos destacando el INE, un instituto que se ha sumado en forma cínica e irresponsable al bloque opositor, todos ellos han reaccionado de una manera visceral ante esta realidad y en voz de personajes de la intelectualidad orgánica y de seudo dirigentes sociales, han manifestado una serie de opiniones que rayan en la esquizofrenia, si entendemos que esta enfermedad se caracteriza por pensamientos o experiencias que parecen estar desconectados de la realidad, veamos el caso de tres personajes que presentan estos rasgos, vale decir que sus opiniones tienen un mercado muy focalizado, las minorías aspiracioncitas y rabiosas que, sin serlo, se sienten de una élite que, a su vez, les ve con sumo desdén.

El 22 de noviembre del año en curso, en uso de sus facultades, el presidente publica en el Diario Oficial de la Federación lo siguiente:

ACUERDO por el que se instruye a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal a realizar las acciones que se indican, en relación con los proyectos y obras del Gobierno de México considerados de interés público y seguridad nacional, así como prioritarios y estratégicos para el desarrollo nacional.

Este acuerdo de carácter interno y eminentemente administrativo fue calificado por Denise Dresser, una opinadora de pensamiento corto y conservador de un GOLPE DE ESTADO, lo manifestó de la siguiente manera,
“Nos acaban de dar un golpe de Estado. El decretazo presidencial implica rendición del poder civil ante el poder militar. Para proteger/perpetuar su visión, AMLO institucionaliza co-gobierno con las fuerzas armadas. Y será un gobierno más opaco, más discrecional, menos democrático.”

Denise pasa directamente al diván del siquiatra, sabemos de sus personales motivaciones, es indudable que la desconexión de su pensamiento con la realidad se entiende únicamente por el dinero que ingresa a su cuenta cada vez que publica una de estas mafufadas.

En otro caso esquizoide, a partir de la designación que, en uso de sus facultades hace la directora del CONACYT, María Elena Álvarez Buylla del director del CENTRO DE DOCENCIA E INVESTIGACION ECONOMICA, el CIDE, en la persona de José Romero Tellaeche, hay una inconformidad de investigadores que estudian y se forman en ese centro de investigación y docencia, la directora ha accedido al dialogo con los inconformes, los cuales han dilatado tales conversaciones y en un acto teatral y mediático se han instalado fuera de las oficinas del CONACYT, obvio con una amplísima cobertura mediática, cabe destacar que de este centro de investigación y docencia, se recuerda como lo único, tristemente relevante y de trascendencia nacional el haber promovido la liberación de todos, todos los implicados en la matanza de ACTEAL perpetrada por grupos paramilitares afines al régimen de entonces, acción vil y lamentable que evidenció la servidumbre de este centro con el régimen opresor y que ha derivado en un pensamiento conservador acomodaticio y de élite.

Esta inconformidad de una parte de los estudiantes del CIDE prefiguró en la mente obnubilada y esquizofrénica del engolado Sergio Aguayo, intelectual orgánico con cariz de progre, las siguientes e infortunadas declaraciones:
“Ecos del 68. Hay similitudes y diferencias entre el Movimiento del 68 y el conflicto del CIDE. Quitarles legitimidad por razones ideológicas justificará la manera como los tratan las autoridades.

“Antes del Movimiento del 68 el presidente Gustavo Díaz Ordaz ya desconfiaba de los estudiantes. Los veía como los ‘tontos útiles’ del comunismo internacional que buscaría aprovecharse de las olimpiadas de aquel año para lastimar a su gobierno. La fijación del Presidente actual es con los neoliberales”.

En descargo del presidente está el cambio total en el modelo de seguridad para el logro de la paz, que no la guerra, la atención a las causas y no combatir solo con la fuerza, los efectos de las mismas, ante eventos abiertamente provocadores, la actitud del presidente ha sido de respeto absoluto a los derechos humanos y la renuncia a utilizar la fuerza policiaca o militar en contra de quienes han llevado a cabo tale acciones, recordemos el caso de los maestro que por meses bloquearon vías de ferrocarril en el estado de Michoacán, producto de la irresponsable actitud el hoy ex gobernador SILVANO AUREOLES, la retención del presidente por más de dos horas por maestros de la CNTE en Chiapas y la respuesta mesurada del presidente al permanecer las dos horas que duro tal retención en su vehículo sin que se haya ordenado ninguna acción de represalia o uso de la fuerza, únicamente se señala de parte del presidente un justificado, NO SE VALE.

Sergio Aguayo pasa al igual que Denise Dresser, al diván de los especialistas en salud mental mientras palpa su premio en constante, premios nimios que como adiestrado can le ponen a ejecutar piezas musicales al gusto de impresentables amos. El último caso es el de Javier Sicilia, un gambusino extraviado que en busca de fama y fortuna ha devenido en una figura patética, decorativa de un pensamiento que se calza de progresista y justiciero y qué no es más que un farsante filibustero, veamos.

En un ejercicio de comunicación masiva y con un alto contenido político, el presidente convocó a una concentración en el zócalo capitalino, a la ciudadanía que apoya este proceso de transformación y a la figura de quien encabeza tal esfuerzo, la respuesta fue multitudinaria y colmó la plancha del zócalo y calles adyacentes, algo nuevo e insólito, no, se han realizado como esta concentración, quizá un centenar a lo largo del nacimiento, desarrollo y consolidación de este movimiento de regeneración nacional, por tal las palabra de SICILIA no son más que bufonadas en busca de una magra recompensa y el aplauso de un número muy reducido de personas, la coprofagia política que les aqueja les permite deglutir cualesquier clase de heces, sin hacer gesto y pareciera que hasta con deleite.

En el espejo de Hitler

Guardando sus debidas proporciones, lo que vimos durante el tercer informe de gobierno de AMLO es una lógica semejante a la de Hitler. A semejanza del Führer, AMLO ha construido y sostenido su poder con la masa. Conoce sus mecanismos, sus deseos, los símbolos que la concitan y la reproducen…

“Nada, sin embargo, es más excitante para este fanático del poder que ver encarnado un fragmento de esa masa en la inmensidad del Zócalo capitalino. “Yo me asomaba (desde Palacio Nacional) –dijo al día siguiente del 1 de diciembre– y veía desde las siete de la mañana a mucha gente ya sentada en la plaza”

La respuesta del presidente fue mesurada y hasta en tono divertido, tampoco se trata de darle tribuna a estos despropósitos, en el diván de los esquizoides, Javier Sicilia ocupa un lugar de preeminencia, más patético aun si consideramos que, una desgracia familiar, una tragedia que como a él, enluto por similitud de circunstancias a millones de mexicanos, fue utilizada como plataforma para iniciar lo que prometía una repuesta vigorosa y gallarda ante la criminal política de guerra de Felipe Calderón que acabo con él, según poeta, repartiendo besos a aquellos que de manera directa fueron responsables de la tragedia nacional iniciada en el sexenio de Calderón, el hoy presidente fue renuente a recibir el ósculo del falsario poeta y sentenció desde entonces lo que muchos, millones constatamos después, LO SENTI FALSO dijo el presidente y no me equivoque, los besos de SICILA es la única estampa mediática que se le recordara.

En el sexenio de Fox, el poder del estado, todo el poder, los medios, los poderes facticos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los institutos electorales, no fueron capaces de descarrilar el proyecto de regeneración nacional, solo pospusieron la inminente llegada y consolidación del mismo, ahora, con un presidente legitimado por una insurrección cívico electoral, con un bono democrático nunca visto en la historia moderna del país, un empaque moral que le hace inmune a la mendaz y cínica multimedia, con un pueblo que se ha echado a andar con él, ya pueden rumiar y conspirar los conservadores, tal como al Patricio de Oaxaca, al presidente le harán lo que el viento le hizo a Juárez.

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba