Opinión

¿Cómo se construye el voto del diputado?

La pregunta me saltó al constatar que los legisladores federales que hicieron pública su decisión de votar en contra de la reforma eléctrica, tendían a ubicarse en el falso conflicto entre energía generada por combustóleo o carbón contra la producida por sol y viento, soslayando que en la reforma se añade un párrafo al artículo 27 constitucional que le impone al estado la ruta de la transición energética de manera más radical que en cualquier otro país. Me percato que no solo leyeron la propuesta del presidente, tampoco se tomaron el trabajo de conocer la contrapropuesta opositora haciendo evidente que no asumieron que 9 de sus 12 propuestas fueron incluidas en el dictamen de comisiones unidas, que, por cierto, tampoco leyeron. Al acudir con tan extrema decisión a otorgar su voto, evidenciaron que no siguieron la transmisión del parlamento abierto sobre el tema, ni presencialmente ni en el Canal del congreso.

La oposición política liderada por Claudio Xno aprende a diferenciar entre un tema de participación exclusiva de mexicanos, como sería el de la revocación de mandato, y un asunto que necesariamente nos confronta con intereses de gobiernos y capitales extranjeros como es el caso de la electricidad. Quien sí lo entiende es la mayoría social, por eso el respaldo mayoritario al camino de recuperación del dominio sobre los recursos naturales que está en curso.

Por no entenderlo, la oposición mexicana se coloca en el lado contrario a esa mayoría, lo que le significará mayor debilitamiento electoral al mostrar su subordinación descarnada a las empresas y gobiernos extranjeros que presionan en contra de la soberanía energética y la nacionalización del litio.

Hay analistas que sostienen que López Obrador mete en una trampa electoral a sus adversarios al inducirlos a oponerse a una reforma que en gran parte ya se logró con el fallo de la SCJN sobre la Ley de la industria eléctrica, con el añadido de que puede preservar el Litio para los mexicanos reformando la ley minera salinista para prohibir concesiones para la explotación del llamado “oro blanco”.

Los diputados de tropa

Las razones de las cúpulas opositoras se incuban en alturas empresariales y del gobierno de los Estados Unidos, eso es más que transparente, pero ¿Qué motiva a la tropa de cada bancada de los opositores a aceptar la “quemada” de su vida política?

Saben del repudio mayoritario al sabotaje de la reforma eléctrica que armoniza el interés público con la inversión privada, a la que se le otorga más del doble del mercado eléctrico que Francia concede a las empresas ¿avalan acaso la corrupción que la reforma de Peña Nieto hizo posible?

El culto al individualismo modeló al hombre contemporáneo. El sentido de lo que es común perdió relevancia en los políticos forjados en la etapa que simboliza Salinas de Gortari provocando una mutación cultural en los políticos según la cual “lo importante son los resultados para mí”, no para mi patria, mi partido y mis electores.

Tal es la psicología del voto legislativo predominante, la misma que lleva a cambiar de partido o acatar directrices contrarias a los principios partidarios que comprometió con la ciudadanía.

Admitido lo anterior puede uno imaginarse el dilema de los que saben que su voto choca con el sentir de sus electores, dilema que han enfrentado cuando votan temas como el aborto o el matrimonio igualitario que, con todo, no alcanza la intensidad en la emoción colectiva del voto contra la reforma eléctrica.

Los diputados de tropa hubiesen recibido con alivio un acuerdo de consenso sobre la reforma eléctrica que les evitara tener que definirse.

El PRI anuncia que el que apoye la reforma será expulsado ¿Por qué será? Porque sabe que sus diputados de tropa no son ciegos ni sordos para no darse cuenta cual es el sentir mayoritario.

Representantes cupulares

El voto de un legislador, debe ser congruente con el ideario partidista con el que obtuvo el voto, con las bases de su partido y en concordancia con sus dirigentes legales, la pluralidad de electores respeta al que así procede, aunque no comparta el sentido de su voto. El diputado de tropa (la inmensa mayoría) no es proclive a optar por la congruencia cuando su carrera personal está en manos de quien decide el sentido de su voto.

La pluralidad oligárquica (Silva Herzog dixit) transmuta en representación cupular la representación popular.

Los mexicanos necesitamos profundizar la democracia para remediarlo.  De no hacerlo, la recuperación del dominio sobre nuestros recursos naturales será lenta y accidentada.

Si algo revela el debate sobre la reforma eléctrica es la facilidad con la que muchos políticos mexicanos, por conveniencia individual, sirven de tapete de intereses extranjeros.

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba