NacionalPolítica

Los otros contratos de Baker Hughes que ocultaron Loret, MCCI y Peniley

l conductor de Latinus, Carlos Loret de Mola, se ha ufanado durante estos últimos días del “reportaje” que publicó su plataforma en conjunto con la organización fundada por el magnate Claudio X. GonzálezMexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). Afirma que ese “reportaje destapa” la corrupción de la actual administración.

En dicho “reportaje”, se golpea al Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) especulando un supuesto conflicto de interés de su hijo, José Ramón López Beltrán.

Esta idea fue ahondada este fin de semana por la periodista Peniley Ramírez, en un artículo que publicó en Reforma.

Tanto el reportaje como el artículo de Ramírez mostraron contratos que supuestamente vinculaban al hijo del mandatario con un empleado de Baker Hughes. Sin embargo, evaden contar que la empresa petrolera ha firmado decenas de contratos con Pemex desde hace ya muchos años. Y que incluso, la compañía indicó que tiene más de medio siglo siendo proveedor de la paraestatal. Nada de estos se resalta, e incluso se puede decir que se oculta.

Además, el ex-alto funcionario de la compañía, Keith L. Schilling, supuestamente involucrado en el “tráfico de influencias”, aseguró que que no conocía a José Ramón, y que no le prestó la casa, sino que se la alquiló vía una empresa especializada en bienes raíces: “[no tengo] ninguna relación previa, conexión personal o familiaridad con el arrendatario o la familia del arrendatario de ninguna forma o manera alguna”.

Además, el ex empleado de Baker Hughes agregó: “en cualquier de mis roles en Bakes Hughes, no tenía responsabilidad por ninguna actividad comercial o contrato en o relacionado con México”.

Ni Carlos Loret de Mola ni MCCI ni Peniley Ramírez mencionaron en sus documentos que Baker Hughes ha sido una compañía que ha laborado con Pemex desde hace más de 60 años.

Es decir, la empresa petrolera ha sido proveedora de la paraestatal mexicana desde antes del sexenio de Vicente Fox, pasando por el de Felipe Calderón y el de Enrique Peña Nieto.

Precisamente este último mandatario le otorgó en marzo del 2017 un contrato con un monto cercano a los 8 mil millones de pesos, y donde también hubo un incremento al prepuesto original ya en el gobierno de AMLO, incremento que -extrañamente- Peniley Ramírez no menciona porque, quizás, en la época en que se hizo la modificación ya no era alto ejecutivo de Baker Hughes el dueño de la casa donde habitaba José Ramón.

De igual manera, en marzo del 2018, meses antes de que arribara AMLO a la Presidencia de la República, Baker Hughes firmó otro contrato por mil 420 millones de pesos. De este contrato Peniley Ramírez sí menciona las modificaciones al presupuesto que se hicieron en 2019, quizás lo hizo porque una de ellas se realizó unos días antes de que Keith Schilling dejara la compañía, y abonaba a crear la percepción de que había corrupción.

El reportaje de Latinus/MCCI y el artículo de Peniley Ramírez omiten indicar que Baker Hughes, durante los últimos años (sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto), ha firmado contratos con Pemex por sumas millonarias, pues es una compañía líder en la cuestión de herramientas para exploración y extracción de petróleo.

En la página web contratobook.org se consignan contratos por alrededor de  9 mil millones 304 mil 369 pesos en un lapso de 8 años, es decir, del 2002 al 2010.

En junio del 2008, durante el sexenio de Calderón, la compañía firmó un contrato por 4 mil 868 millones de pesos. En junio de 2006, obtuvo uno por 484 millones 522 mil 177.41 pesos; en diciembre de 2003, por la cantidad de 399 millones de pesos 423 mil 343.98 pesos, y en septiembre de 2006, otro por 323 millones 030,855.77 pesos.

En el 2003, durante el sexenio de Vicente Fox, Baker Hughes firmó un contrato por casi 400 millones de pesos. 

Otro más de los contratos de Baker en el sexenio de Calderón. 

Ninguno de los contratos mostrados arriba fueron mencionado por MCCI, Loret de Mola, Peniley Ramírez o Carmen Aristegui. Al ocultarlo, queda la impresión de que Baker Hughes es una compañía que sólo a finales del gobierno de Peña Nieto, y especialmente con el de AMLO, comenzó a tener contratos millonarios con Pemex. Y que el “operador” de estos contratos es el hijo del presidente, José Ramón López Beltrán, quien lo hizo a cambio de que le alquilaran una casa con alberca.

Y eso, como queda demostrado con estos contratos, es completamente falso.

Baker Hughes también ha perdido convocatorias en el gobierno de AMLO. En mayo de 2020 intentó hacerse con un contrato de Pemex, y no ganó. El único contrato que la compañía ha tenido con el gobierno de AMLO  se hizo de forma transparente y con convocatoria pública.

Fuente Polemón

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba