EconomíaOpinión

La oposición juró que con AMLO se iría la inversión extranjera ¡Y falló!

Desde mediados de 2018 estuvimos aguantando a necios que pronosticaban una inminente huida de la inversión extranjera de México por la entrada del gobierno de la 4ª Transformación. Unos aterrados porque preveían el fin de sus privilegios mal habidos; otros por aspiracionismo haciéndose los importantes.

Los llantos en relación con este pronóstico devastador comenzaron a ceder a mediados de 2019, cuando la inversión extranjera directa seguía fluyendo sin que nada pudiera detenerla. Sin embargo ahí estaba la espada de Damocles sobre nuestras cabezas, pendiendo de los más oscuros deseos de una oposición corrupta y patética. Mientras la inversión extranjera sigue creciendo sin parar.

Gracias a esto en 2020, México logró ubicarse como el noveno país del mundo con mayor captación de inversión extranjera directa y en 2021 ésta creció aún más, superando casi en 9% la que habíamos recibido el año anterior.

En año de 2021 entraron 45 mil 84 millones de dólares en inversión extranjera y salieron 13,463 millones que las empresas inversionistas retiraron como utilidades que regresaron a sus países, quedando un saldo de 31,621 millones de dólares en México, cantidad que se considera como monto neto de inversión extranjera directa para ese año.

La ventaja de esta inversión es que no llegó como capital golondrino, que se invierte en instrumentos especulativos que se van volando del país en cualquier momento, sino que fue para construir plantas de fabricación y empresas que se quedan a trabajar aquí, dan empleo, pagan impuestos y muchas de ellas fabrican productos para exportarlos, lo que impulsa el comercio exterior de México. La mayor cantidad de inversión extranjera se captó en la Ciudad de México con el 16%, el 12.7% llegó a Nuevo León, el 7% a Baja California, el 6.6% a Jalisco, el 5.8% a Chihuahua, el 5.5% a Guanajuato y el 46% a otros estados.

Entre 2021 y 2022 se han instalado y están llegando más de 145 empresas de Estados Unidos, Alemania, Canadá, China, Francia, Suecia, Reino Unido y otros países con plantas principalmente para la fabricación de automóviles, autopartes, equipo y componentes de tecnología y computación, electrodomésticos, muebles y accesorios, semiconductores, alimentos y bebidas.

Los factores que influyen más en que las empresas estén decidiendo venir a México a instalar sus fábricas y operaciones son entre otras, la ubicación geográfica del país que comparte una enorme frontera con el Estados Unidos, el tratado comercial que tenemos firmado para integrar las economías de Norteamérica como una zona de libre mercado, la confianza que proporciona un manejo sensato y eficiente de la economía por parte del gobierno, un mercado regulado por un marco jurídico que proporciona certeza y piso parejo, la disponibilidad de mano de obra joven y confiable a un costo accesible, así como la oportunidad de aprovechar los beneficios que ofrecen los grandes proyectos de infraestructura que está desarrollando el gobierno para detonar la actividad económica.

No es casual que un proyecto como el que representa la empresa cervecera Constelation Brands, haya decidido instalarse en Veracruz para invertir 1,300 millones de dólares ahí, después de que una consulta popular no le permitió continuar haciéndolo en Mexicali por la escasez de agua, a pesar de llevar un avance de 70% en la planta que estaba construyendo en esa zona.

Para desgracia de los que desean que a México le vaya mal solo para satisfacer su odio irracional, los inversionistas y empresarios de otros países siguen decidiendo venir cada vez más a colocar su dinero en nuestro país, confiando en que las acciones del gobierno mexicano les permite hacer negocios de largo plazo en un entorno favorable.

Como dijo el filósofo Aristóteles de la antigua Grecia: “Los discursos inspiran menos confianza que las acciones”.

SinLínea

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba