Nacional

Tribunal ordena retirar la suspensión de los tramos 1,2 y 3 del Tren Maya. La obra continuará

El Tribunal Colegiado de Circuito en Materias del Trabajo y Administrativa retiró las suspensiones impuestas al Tren Maya en los tramos 1, 2 y 3.

Lo anterior pese a que algunas comunidades se oponían, alertando del riesgo para la flora y la fauna de Yucatán y Chiapas, por lo que rechazaron la decisión del tribunal, argumentando que se basaron en “argumentos ilegales e injustificados”.

En enero de 2021, la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’Xíinbal comenzó un juicio de amparo en contra del Tren Maya debido a violaciones al derecho al medio ambiente sano y a sus derechos como pueblo maya originario en la participación de determinaciones que pueden afectar su territorio y recursos naturales.

De ahí, el Juzgado Cuarto de Distrito determinó la suspensión definitiva, es decir, exigió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dejar sin efectos la MIA-R y detener las obras de la fase 1.

Luego, en abril de ese mismo año, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y Semarnat impugnaron la resolución. 

Entonces el Tribunal optó por revocar y negar la suspensión del Tren Maya en el recurso de Fonatur, pero en el recurso de Semarnat decidió paralizar las obras.

Ambas resoluciones ocasionaron una contradicción en el juicio, por lo que Fonatur solicitó una aclaración.

El 25 de marzo pasado, el Tribunal Colegiado determinó que, entre ambas resoluciones, debía subsistir la negativa de suspender el proyecto. Así, autorizó que las obras del proyecto Tren Maya continúen.

Esta resolución ocurre en un contexto de cuestionamientos sobre la viabilidad ambiental, social y económica del proyecto ferroviario para los pueblos originarios de Yucatán.

Con este acuerdo, las comunidades afectadas manifestaron que “el Tribunal cayó en una grave contradicción en el juicio, por dejar en incertidumbre a las personas demandantes, quienes no saben si las medidas de protección continúan o cesan”.

“El Poder Judicial de la Federación está siendo totalmente permisivo y aquiescente, pues sus resoluciones niegan las suspensiones del proyecto Tren Maya por meros formalismos, y a pesar de la existencia de pruebas y hechos notorios de la devastación de la flora y fauna, así como de la integridad de los pueblos mayas en Yucatán”, agregaron.

La asociación legal que representa a los mayas asociados en la Asamblea de Defensores del Territorio Maya “Muuch Xiinbal”, expresó que con esta medida del Tribunal se evidencia aún más las autoritarias decisiones de los Poderes de la Unión para imponer un proyecto en la península.

El pasado 12 de marzo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el megaproyecto de más de mil 500 kilómetros sólo demandará la tala de árboles “de 100 hectáreas”.

Además aseguró que se está mitigando con la siembra de “200 mil hectáreas” y se ampliará la reserva de Calakmul, así como la construcción de los parques naturales en Tulum y Uxmal rodeados de las zonas arqueológicas, cuyos vestigios están siendo resguardados por elementos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Fuente Polemón

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba