Nacional

Duro golpe a la oposición del Tren Maya, juez revoca últimas suspensiones

os de las últimas tres suspensiones que impedían el desarrollo de obras del 5 Tramo del Tren Maya de Playa del Carmen a Tulum fueron eliminadas este lunes por el juez federal Adrián Novelo. Se trata de las suspensiones definitivas en los amparos 820 y 821 de 2022, promovidos por residentes de Quintana Roo, y por la asociación civil Cenote Republic.

Con esas suspensiones, la obra insignia del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) podrá continuar sin ninguna demora. Se trata de 530 kilómetros que comprenden estos tramos de los que estará a cargo la Sedena. El Gobierno de AMLO prevé invertir 31 mil 500 millones de pesos para el subtramo Cinco Sur, de 67.6 kilómetros. Para el subtramo Cinco Norte, 43.5 kilómetros de Cancún a Playa del Carmen, está pendiente la autorización de la MIA. El costo previsto es de 28 mil 100 millones de pesos.

La semana pasada, el mismo juez revocó tres suspensiones definitivas correspondientes a los amparos 884/2022, 923/2022 y 1003/2022 luego que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó que subsanó observaciones contra la entrega extemporánea de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Con esta decisión, el juez con sede en Mérida, Yucatán, rechazó suspender los cambios de uso de suelo expedidos por los municipios de Solidaridad y Tulum y la obra puede continuar con los trabajos de construcción a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“El interés individual no puede prevalecer sobre el interés colectivo”, señala el documento de la resolución.

El único amparo en el que aún está vigente una suspensión provisional concedida el 9 de mayo es el 1137/2022, detrás del cual está el empresario Claudio X. González, promotor de la alianza Sí por México que agrupa al PRI, PAN y PRD rumbo al 2024. Se prevé que el juez también resolverá  de manera inminente la negativa a la suspensión promovida por el propietario de Kimberly-Clark.

Las organizaciones ambientalistas se han propuesto frenar la construcción del Tren Maya y no sólo presentaron amparos contra el tramo 5, también lo hicieron con los tramos 6 y 7  que atraviesan Quintana Roo y Campeche bajo el argumento de que los trabajos de construcción no cumplen con las medidas de protección al medio ambiente.

Sin embargo, estos últimos tramos del ferrocarril, ya cuentan con los permisos provisionales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y fueron rechazados por el juzgado federal.

“Por tal motivo, como se ha indicado, deja de surtir los efectos la suspensión definitiva de los actos reclamados que se concedió a la parte quejosa y por ende, las autoridades responsables podrán iniciar o continuar las obras respectivas autorizados con respecto al tramo cinco sur”, se lee en la sentencia.

Los tramos 6 y 7 que cubren 541 kilómetros de Tulum a Escárcega, Campeche, costarán 124 mil millones de pesos, un monto que equivale a 74 por ciento de los 167 mil millones de pesos de presupuesto original de todo el Tren Maya.

Polemón

Editor

Medio independiente de noticias relacionadas con la Cuarta Transformación de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba